Pasar al contenido principal

- News / Press Release - Corporativo

Entrevista a Antonio Llorens en El Economista

Antonio Llorens, presidente y Director general de Serunion, ha ofrecido una entrevista al diario El Economista.

“Cada día damos de comer a casi medio millón de personas en 3.000 sitios de España y Portugal”

-  ¿Qué posición tiene Serunion en España y Portugal?

- Serunión es una filial del grupo francés Elior, que cotiza en la Bolsa de París, y es líder en España en el sector de colectividades, con una facturación de 479 millones el año pasado, un 2,3 por ciento más. Tiene 20.700 empleados y da de comer cada día a casi medio millón de personas en 3.000 sitios distintos en España y Portugal. Estamos en colegios, residencias de tercera edad, hospitales, empresas, en el AVE... y desde hace unos años en espacios singulares, como en el Teatro del Liceo, o en equipos de fútbol, como para la plantilla del Español o el hospitality del Barça.

 

- ¿Qué porcentaje hay de negocio privado y público?

- La mitad del negocio de este mercado en España está ligado a la Administración y la otra mitad es privado. Nosotros tenemos alrededor de un 24 por ciento del mercado y nuestra situación es similar.

 

- ¿Hay problemas con los precios en el sector público? 

- Sí. Los criterios de adjudicación deberían ser el de la oferta económicamente más ventajosa, que no quiere decir la más barata, pero eso es dificilísimo de llevar a la práctica. Tiene que haber criterios cuantitativos y cualitativos y el problema es que los criterios de calidad los suele cumplir todo el mundo y, al final, la única diferenciación es el precio. El problema es que no hay ningún ministro al que le puedas explicar esto, porque contrata la Administración central, las autonomías, los ayuntamientos, las diputaciones, los consejos comarcales a veces incluso hasta las asociaciones de padres de los colegios... Y los criterios, dependiendo de una zona u otra, son distintos.

 

- ¿Han bajado los precios públicos?

- Sí, en España y Portugal. Aquí, además, con la ley de desindexación hay un problema añadido, porque si no sube el precio con el IPC, ¿cómo sube? Hay concursos con los precios congelados y los costes sí que aumentan. Hay que estar dispuesto a pagar lo que las cosas valen y los precios no suben con la inflación en el sector público. En algún caso concreto, incluso han bajado, cuando los salarios y las materias primas se incrementan.

 

- ¿Cómo les afecta las críticas a determinados alimentos, como el azúcar o el aceite de palma?

- El sector no es esclavo de ninguna fórmula. Quien tiene una cadena de hamburguesas tiene que vender hamburguesas y si es de pizzerías tiene que vender pizzas. Nosotros, no. Somos un gran empleador, además de nutricionistas. Formamos parte de la estrategia Naos y estamos preparados para servir las comidas más saludables, pero hay que estar dispuesto a pagarlo.

 

- Pues hay muchas críticas a las comidas en colegios y hospitales....

- Cuando sirves medio millón de comidas al día, es normal que alguien no esté satisfecho. Además, hay que tener en cuenta que, en nuestro caso, el comensal no escoge tampoco dónde come. La alimentación es algo opinable, pero, dicho esto, los niveles de trazabilidad y calidad, por la cuenta que nos trae, son altísimos, muy por encima incluso de la restauración comercial. Somos punteros en esto, tenemos todo tipo de certificaciones de calidad y normas ISO. Estamos certificados por todas partes. Y no solo Serunion, sino todo el sector. La trazabilidad en nuestras cocinas es total, homologamos a nuestros proveedores... aunque el riesgo cero, no existe, el control es absoluto, especialmente con unos volúmenes tan altos.

 

- ¿España tiene niveles altos de calidad?

- España es puntera en alimentación y hay unos niveles de calidad y control que están por encima de otros países europeos. Eso es gracias a que ha habido personas muy capacitadas en la Administración. Y el en el sector también, ya que nos jugamos demasiado.

 

- ¿Qué supone España para el grupo Elior, en el que está integrado Serunion?

- Elior es líder en Francia, Italia... está entre los cinco primeros en Reino Unido, somos los cuartos en EEUU, donde estamos creciendo mucho... Nosotros somos alrededor del 10 por ciento del grupo. Llevamos 28 años seguidos creciendo, ganando dinero y creando empleo. En 1991, vendíamos 12 millones de euros y ahora 479 millones. Tenemos una tasa de fidelización de clientes por encima del 95 por ciento.

 

- ¿Qué previsión de crecimiento hay?

- Por encima de la inflación, pero somos muy grandes y es un sector maduro. Crecemos alrededor del 2 o el 3 por ciento, de forma orgánica. Además, históricamente, hemos hecho adquisiciones. Pero si hiciéramos alguna no sería por crecer, sino por reforzarnos en zonas de España o en segmentos de mercado donde tengamos poca presencia. Somos más selectivos.

 

- ¿Cuál es la facturación del sector en su conjunto?

- Unos 2.000 millones de euros, si hablamos del mercado subcontratado. Pero luego hay otros 2.000 millones que no está subcontratado, son los hospitales o colegios que hacen sus propias comidas. El mercado global es de 4.000 millones. En el año 1991, la tasa de subcontratación era del 19 por ciento y ahora es del 50 por ciento. El mercado se ha doblado y queda todavía recorrido. Aunque es verdad que el nivel de subcontratación en España es elevado. Estamos muy avanzados.

 

*Transcribimos el artículo al no poder acceder a la versión online. 

Entrevista de El Economista

Economista Antonio Llorens