Pasar al contenido principal

- Press Release - Educa

Mireia, concursante de Masterchef, acerca la gastronomía murciana a los alumnos del colegio La Merced-Fuensanta

Esta actividad está enmarcada en el programa Cocinando Sonrisas de Serunión, ideado con el objetivo de potenciar la creatividad y el gusto por la cocina de los más pequeños en colegios de la región de Murcia.

Mireia, la concursante murciana de la última edición de Masterchef, ha visitado esta mañana el colegio La Merced-Fuensanta de Murcia para dirigir un taller de cocina para niños. Esta actividad, que está funcionando con éxito en otros centros escolares de alrededor de España, se enmarca dentro del programa Cocinando Sonrisas de Serunión. 

El centro ha recibido la visita de la experta cocinera, quien ha elaborado recetas típicas de la gastronomía murciana, con ingredientes de proximidad y con la inestimable ayuda de los escolares. La iniciativa forma parte de una serie de actividades que se están llevando a cabo en 25 colegios de la región de Murcia y con la que se espera llegar a unos 4.800 escolares. 

Así, todos los viernes del curso escolar desde el pasado mes de noviembre y hasta el 17 de junio los colegios de la zona gestionados por Serunión recibirán la visita de la cocinera, quien preparará junto con los alumnos platos saludables y con ingredientes de proximidad. 

“En Cocinando Sonrisas se desarrollan talleres de cocina saludable, sabrosa y creativa para potenciar la creatividad y el gusto por la cocina de los más pequeños”, explica Pedro Tallón Director Regional de Serunión en Murcia. Asimismo, añade: “las recetas y preparaciones se adecuan a las necesidades de los niños en función de su edad”. 

Mireia, por su parte, ha destacado que “A través de la educocina los niños y niñas crean y transmiten a la vez que se divierten, viajan gastronómicamente, adquieren hábitos saludables, conocen las propiedades de los alimentos, los manipulan y trasladan el aprendizaje adquirido a casa, a su día a día”. 

Mediante este programa, la compañía, pretende continuar su labor más allá del comedor escolar y acercar a los más pequeños productos y recetas saludables en unos talleres en los que prima la enseñanza sin dejar de lado la diversión, con los que compartir sobre todo gastronomía y sonrisas.