El comedor, un espacio educativo más

En Serunión, alimentación y educación van de la mano. Nuestro firme compromiso con la educación hace que nuestra labor vaya más allá de ofrecer el mejor servicio de restauración y se implique, también, en la formación de los niños y niñas.

Más de 7.000 monitores que pone todo su empeño en convertir el comedor y el patio en espacios educativos donde promover valores esenciales como el respeto, la higiene y el buen comportamiento, así como hábitos de vida saludables.

Proyecto educativo

Queremos que los más pequeños aprendan a crecer sanos y fuertes a través de una correcta alimentación y un estilo de vida saludable, porque un buen hábito hoy es una mejor salud mañana.

Nuestro proyecto educativo contempla diferentes talleres y actividades a través de los cuales los más pequeños conocen los productos y su estacionalidad, la importancia de la actividad física y la higiene o algunas de las tradiciones gastronómicas de su territorio. Asimismo, se enseña a los más pequeños la importancia de minimizar el impacto de nuestras actividades en el entorno, fomentando el reciclaje y la sostenibilidad.

Siguiendo una línea pedagógica común, nuestro proyecto educativo se adapta a más de 2.000 centros y llega a más de 250.000 niños y niñas.

Nuestros monitores

Cuidarles, educarles y dinamizar el espacio del comedor para que los más pequeños aprendan mientras se divierten es la principal labor de nuestros monitores, quienes sienten auténtica vocación por su trabajo y llegan a crear verdaderos vínculos con los niños y niñas. Saben divertirles a la vez que les educan en aspectos y valores tan importantes como las normas del comedor, la convivencia o los hábitos de salud e higiene, siempre a través del juego y de actividades lúdicas.

Pedagogos, monitores, coordinadores y demás profesionales formados y preparados para desarrollar sus competencias garantizan la correcta aplicación de nuestro proyecto educativo.

Contacto